Monte del calvario, originalmente cargada por Asier Solana Bermejo.

“Dolor, sufrimiento, purificación”, todas estas palabras le venían en mente. ¿Pero cómo? Hacía falta una redención. Él la recordaría a Ella por siempre. Su hombro magullado por la cruz, y sus manos callosas por trabajar la madera. Ya faltaba un paso menos para llegar al fin del mundo, donde se volverían a encontrar

Una historia sobre esta historia.

Anuncios