Málaga, originalmente cargada por Asier Solana Bermejo.

Sólo había estado dos veces en aquella ciudad, y ambas de paso. Una por tierra y otra por aire. Quizá debería probar el mar, pero eso llegaría mucho más adelante. De cualquier modo, aquel día se sorprendió, miraba las ventanas y se preguntaba quién viviría allí. Por ejemplo, en esos edificios amarillos con pisicina, seguro que vivía alguien rico. En cambio, aquellos cuchitriles en la falda de la montaña, alejados de todo… ¿cómo serían? Quizá los visitaría la próxima vez que pasara por esa ciudad.

(Foto tomada hace un par de semanas sobrevolando Málaga en el helicóptero que cubre el trayecto entre Ceuta y esta ciudad).

Anuncios