Ensayo sobre la ceguera, originalmente cargada por Asier Solana Bermejo.

Todos llevábamos gafas de sol, pero sólo a él le permitían ver con más claridad. Tanta, que debía ser blanca, muy blanca, como si por tu retina sólo entrase nieve.

Anuncios