La peluquería, originalmente cargada por Asier Solana Bermejo.

Esta es otra imagen del primer viaje (y hasta ahora único) que he podido realizar a comunidades nativas. Con qué alegría se ‘peluqueaban’, así lo llaman. Y todo en medio de sus chozas de paja, donde la belleza es algo tan intangible y a la vez deseable como aquí. ¿Quién no quiere mirarse al espejo o a su reflejo en el río y ver algo que le agrade?

Anuncios