Muchos me habéis enviado ya un mensaje o una felicitación o algo. El caso es que hace unos meses se puso en contacto conmigo Rubén Elizari, periodista  de Diario de Navarra. Con él coincidí en mis casi tres años de becario en este medio e incluso nos tocó hacer un pintoresco reportaje de inmersión que a los dos nos pareció algo ridículo pero por el que varios lectores nos felicitaron. Elizari es, en definitiva, uno de esos ‘jóvenes algo mayores que tú con experiencia como para aconsejarte pero no tan mayor como para que le tengas miedo’ que me encontré cuando un mes después de haber cumplido 20 años comencé mis andanzas periodísticas en el Diario de Navarra. En el que, debo confesar, siempre pensé que me quedaría haciendo carrera. Está visto que no, pero tengo buenos recuerdos de la gente que me encontré por allí: Carmen, Noelia, Ignacio, Gabriel, Goizeder, Sheyla… por citar sólo algunos de los más cercanos y por ceñirme sólo a los redactores.

El caso es que Rubén, tras un intercambio de varios e-mails cuasi kilométricos, escribió un reportaje a doble página y lo publicó ayer lunes (enlace al final de la entrada). De todo lo escrito me quedo con el principio del reportaje:

I MAGINE un poblado del viejo oeste, similar a los que aparecen en cualquiera de loswestern de Clint Eastwood: caminos de tierra sin asfaltar sobre los que se alzan pequeñas casas de madera con tejados de uralita y donde las sucursales bancarias se desconocen tanto como el agua potable o la luz eléctrica durante las 24 horas del día. Sustituya ahora loscactus por una espesa vegetación verde repleta de palmeras y súmele un intenso calor húmedo. Esto es Sepahua, una población situada en la margen derecha del Río Urubamba, en plena selva peruana, donde las  tradiciones más ancestrales de las diferentes tribus indígenas que conviven en una extensión algo inferior a la de Navarra se entremezclan con los últimos avances en telefonía.  Aquí,en este rincón de Perú al que algunos le han denominado el Babel del Amazonas porque conviven una decenas de etnias, vive y  trabaja el periodistaAsier Solana.

Sólo dos apuntes; curiosamente ayer vimos en la Misión una película de Clint Eastwood (‘Jinete Pálido’), y parece ser que vamos a tener no una, sino dos compañias de teléfono móvil pero… llevan cuatro meses haciendo los ‘acabados’ a la obra que ¿dará? agua potable al pueblo.

Reportaje Diario de Navarra

Anuncios