No es que hubiera abandonado mi blog, es que he estado cerrado por vacaciones, y justo este lunes he vuelto a la vida. Y tenía penasdo escribir hoy sobre la militarización del Río Urubamba, pero como es un proceso que viene de meses y continuará durante años, me voy a ceñir a la actualidad. Y a la alegría.

 

En el anterior post les presentaba a Teobaldo, habitante de la comunidad nativa de Puija, que son de etnia yine. Les contaba cómo en ese lugar apartado construyen el local comunal bajo la dirección de un arquitecto paisano mío, Pedro Ros, y todos los días se juntan para escuchar el programa Noticias al Día, en Radio Sepahua. También contaba, así muy de pasada, la labor de este arquitecto para fortalecer estas comunidades.

 

Pues bien, hoy ha sido Pedro el que me ha dado la noticia, durante el desayuno, de que me habían dado el premio con el nombre del susodicho trabajador de la obra. Claro que el nombre del galardón hace referencia a cierto rey hace siglos fallecido. Y ha sido de suerte, porque ayer por la noche me dejaron un mensaje en el Facebook avisándome del premio, y no lo vi por cubrir un concurso de mises.

 

Justo ahora, cuando ya es de noche en América y duermen en Europa, mientras escribo estas líneas, estoy comenzando a darme cuenta de lo que me han dado. Unas personas, que además son periodistas, me han dado el mismo premio que recibieron Iván Benítez y Daniel Burgui, que esos sí que son dos monstruos. El primero ha sido uno de mis maestros sobre el terreno, y el segundo todo un periodista de los de pisar la calle.

 

La parte buena, en los últimos meses aquí en la Misión parece que predominaban los reveses, las malas noticias. Daba esa sensación de que todas las fuerzas que uno invierte no sirven para nada. Y en las últimas semanas están empezando a llegar buenas noticias. Esta, una de ellas. Y eso es lo que más me gusta de todo esto, que yo no estaría disfrutando de esta aventura si no fuera por personas que creen en ella y me han apoyado, y personas que participan en la radio con toda su ilusión y la hacen posible, día a día. José, Inés, Zaqueo, Luisa, Ronaldy, Gabriel, Bill Clinton, Loyder, Mariela, Lino, Elva, Julio, Josi, Yanira, Dora, César, Robin, Cleyser. Personas que están invirtiendo parte de su tiempo y confían en todo lo que les digo cuando tienen que ponerse detrás del micro o de la mezcladora.

Anuncios