zaqueo e-mail

El pasado 14 de diciembre se bautizó Zaqueo Mochi. De normal no tiene nada extraño que un joven se bautice, pero en este caso sí. Así que le pedí al p.Ignacio que escribiera algo al respecto, él que lo conoce mucho mejor que yo. Y esta es la narración de la conversión y bautizo de Zaqueo.

“Zaqueo es un joven asháninka de la Comunidad de Puerto Rico, junto al centro poblado de Miaría, límite de los departamentos del Cuzco y Ucayali. Ha terminado cuarto año de secundaria en el colegio Padre Francisco Álvarez de Sepahua, donde acude desde la residencia de la Misión. Cuando llegó a estudair primer año, nos dijo sin rodeos que él pertenecía a la Iglesia evangélica asháninka. Así lo aceptamos.
“Siempre ha sido un joven esforzado y claborador, pro lo que se ha granjeado la estima de quines lo tratan. En la residencia lo hemos distinguido con cargas cada vez de mayor responsabilidad.
Es proclive y asiduo a los cultos. Diariamente colabora preparando el altar, las lecturas de la misa, etc. De vez en cuando me pide permiso para asistir al culto evangélico de alguna iglesia afín a la suya, a lo que suelo acceder de buen grado. Con frecuencia le recuerdo que tengo interés en hacer de él un buen pastor evangélico, bien preparado.
“La cercanía a quienes durante estoa años se han preaprado para primeras comuniones y confirmaciones, le han podido influir para poder dar el paso a través del bautismo a una participación más plena.
“Uno de los días, tras preparar el altar, poner la música que avisa para la misa, se me acerca sentándose junto a mí para decirme: “Quiero bautizarme”. Creo que no percibió en mí ningún gesto de aprobación ni rechazo… simplemente le pregunté si lo había pensado bien, si se sentía peraprado. Me respondió que sí. Ya se había buscado padrinos incluso tenía fecha. Aproveché para hablarle de algo más durante esos días.
“Sí, creo que tenía una preparación adecuada para su edad. En la ceremonia del bautismo creo que tuve un discurso austero. Le aclaré que su iniciativa no se parecía en nada a la de quien se afilia a un club de fútbol, un partido político o un club, que suele ser excluyente de otros. Él no dejaba de ser evangélico, sino con miras más universales se compometía con una iglesia amplia, abierta, universal. Eso quiere decir católico. Él no rechazaba a su iglesia evangélica, sino que estaba llamado a enriquecerla.
“Auténtica reproducción del Zaqueo del evangelio, vio pasar a Jesús desde un puesto de privilegio y Jesús le dijo: “Zaqueo, baja enseguida, pues hoy tengo que quedarme en tu casa”.

Por mi parte, sólo tengo que añadir que el primer texto de la biblia a que recuerdo haber escuchado y haber pensado sobre él fue precisamente la historia de Zaqueo.

Anuncios