Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

El pasado fin de semana viví una experiencia especial. Jóvenes que de diferente modo compartimos el carisma dominicano tuvimos día y medio para conocernos en Guadarrama (Madrid). Ahí estábamos frailes, religiosas, grupos de Movimiento Juvenil Dominicano, el grupo ‘Espiga’ de Sagunto, varios grupos más en torno a parroquias y colegios de frailes y religiosas.

Ahí estábamos todos, “junt@s tras los pasos de Domingo” (nota: odio el uso de la @, pero es que el título era así). Más o menos unos setenta; sin duda, no estábamos todos los que somos, pero sí somos todos los que estábamos, y eso es una gran noticia. La de sentir que compartes con gente repartida por toda la geografía española una ilusión por un proyecto común, además uno muy serio: el de la predicación.

No estoy seguro de si deberían hacerse muchos o pocos encuentros de este tipo. Pero sí estoy seguro de que son positivos porque nos ayuda a profundizar más en el sentido de nuestra vida. A veces nuestra brújula vital sufre vaivenes y no sabe muy bien por qué dirección llevarnos. A veces aparecen imanes que tratan de equivocarnos. Por eso ayuda pararse, y más si lo hacemos todos juntos, o dicho de una manera más dominica, ‘en comunidad’.

Demasiado a menudo tenemos la sensación de ser unos locos que vamos a contracorriente, y en cierta manera es verdad. Al fin y al cabo, para muchos de los jóvenes que vinieron, explicar a sus amigos que se venían un fin de semana a pasar frío a una casa de la sierra de Madrid a una cosa de Iglesia… no sonaría demasiado atractivo.

A mí me gusta decir que lo que somos es ‘alternativos’, ofrecemos otro modo de vivir la vida y ponemos nuestro norte en algo en que ningún anuncio de la televisión lo pondría. Tampoco engañamos, advertimos que el camino no es fácil; pero al mismo tiempo mostramos que hay miles de ejemplos de que se puede recorrer y que eso es una gran alegría.

Al fin y al cabo, los dominicos llevamos recorriéndolo 798 años y los que nos quedan. Por mi parte, sólo agradecer a todas las personas que conocí allí el que me transmitieran sus ganas, ilusión y alegría. Ahora, cuando vuelvo al día a día, es bueno recordar los momentos que me dicen por qué estoy aquí.

(la foto es un ‘selfie’ que he escogido porque aparecemos los dos navarricos que allí estuvimos, pero a lo guay porque lo hice con la Canon 7D. Es que hacerse un ‘selfie’ con un móvil es ‘mainstream’)

IMG_1241

Anuncios