Venezuela:

Me alegro por ti, por haber ido a las urnas. Me alegro porque los vencedores han hablado de diálogo y los vencidos han aceptado el resultado. Me alegro porque eres un país rico, lleno de vida, en el que mucha gente ha sufrido los últimos 16 años, pero también los anteriores. Me alegro por todos los venezolanos que he conocido en los últimos años en España, por ejemplo cuando estudiaba Periodismo, y que me hablaban con pena de la situación en su país. Puede que mejore.

Francia:

Me has decepcionado. Tú, que trajiste la democracia a Europa. Tú, que en los años 40 resististe. Tú, que siempre te crees el corazón de Europa y, en cierta manera, lo eres. Tú, que nos has dado el ejemplo de más de dos siglos de valentía y audacia, has dejado arrastrarte por el miedo hacia el otro. Pero debes tener miedo de ti, de que no seas capaz de leer los nuevos tiempos, el nuevo mundo, la nueva Francia y la nueva Europa. Exigen una ciudadanía que vuelva a ser valiente, pues la valentía es la manera de superar el miedo, y superar el miedo permite quitarnos el odio de encima. Francia, por favor, vuelve a ser tú.

España:

Españolito que caminas, espero que España no haya de helarte el corazón, porque este es un país lleno de pasión. No te olvides de mirar al futuro.

Anuncios