Etiquetas

, , , , ,

Volvemos con una nueva edición. Los últimos suspiros de abril y el inicio de mayo han dejado noticias más que interesantes sobre la realidad eclesial y religiosa. Esta vez, incluso me atrevo con una ‘no noticia’. A la vez, y para mi tristeza, aviso que el resto del mes de mayo lo dejaré en blanco por eso de la  vida académica.

La ‘Iglesia’ niega  la entrada  al  Valle de los Caídos

http://www.eldiario.es/sociedad/Patrimonio-Valle-Caidos-Lapena-negativa_0_637986739.html

Visto el 29 de abril en eldiario.es

Una vez más nos encontramos con un efecto muy común a la hora de sacar  noticias de la iglesia. Cuando esta hace algo cuestionable, el sujeto de la acción es ‘La Iglesia’. Cuando hace algo bueno, es “el padre fulano” o “la hermana mengana”. Es una sutil diferencia.

Además, nos encontramos con una noticia muy delicada. Todo indica que estamos ante un conflicto de competencias. En el Valle de los Caídos vive ahora una comunidad de monjes benedictinos, a quienes el franquismo les ofreció este lugar, después de haber buscado sin éxito a otras congregaciones. Para el tipo de vida contemplativo y de clausura que llevan estos monjes, un lugar retirado como este es ideal. Claro está que hoy día nos podemos hacer todos los cuestionamientos morales que queramos.

El caso es que esta noticia muestra que en España hay mucha gente que no puede tener los restos de sus seres queridos y que nos queda muy poco tiempo para que mueran y ya sea tarde.

El obispo de Burgos decreta una orar para que llueva

Visto en la  Archidiócesis de Burgos (26 de abril)

http://www.archiburgos.es/wp-content/uploads/2017/04/decreto-para-pedir-la-lluvia.pdf

Vale, no es estrictamente una noticia que salga en un medio, y me he ido a la fuente original. Precisamente, lo que me ha llamado la atención del caso es que ningún medio relevante lo haya resaltado, ya  que  en las anteriores ocasiones sí fue así (en 2012, el anterior obispo de Burgos  hizo lo mismo fue reflejado por los medios).

Leer el decreto me ha dejado perplejo. La manera de redactarlo hace entender que, si rezamos para que llueva, Dios hará caso y ‘enviará la lluvia’ de una manera más o menos mágica. La verdad es que es cierto que los seres humanos tenemos herramientas para favorecer la lluvia: se llama ecología, y en su versión católica ‘Laudato Si’. Lo que hay que hacer es no deforestar, consumir productos de proximidad y comercio justo, no contaminar…

Lo de sacar al santo en procesión para que llueva, en definitiva, no es fe: es magia.

¿Significa que no podemos pedir a Dios la lluvia? Claro que no. Solo que igual tenemos que poner de nuestra parte y no esperar que una especie de ‘dedo todopoderoso’ baje del cielo  para hacer el milagro que solucione nuestra irresponsabilidad para con la Creación.

Obispo de Solsona prohíbe actos no religiosos en sus iglesias

Visto en ABC el 3 de mayo

http://www.abc.es/espana/catalunya/abci-obispo-solsona-quiere-vetar-actos-laicos-iglesias-diocesis-201705021202_noticia.html

En una carta en el boletín de la diócesis, el obispo español más joven, Xavier Novell, decía que estaba harto de ver en las Iglesias cosas que no había que ver. Y por ello se decidía fuertemente a poner coto a lo que considera excesos. Para ello, ha establecido cuatro criterios para admitir actos no litúrgicos en los templos de su diócesis.

Estos cuatro criterios se podrían resumir en “nada de actos que no tengan que ven con la religión, evangelización y caridad” y “nada de actos interreligiosos”.

Uno puede estar más o menos de acuerdo con los criterios (personalmente, creo que el diálogo interreligioso es hoy más necesario que nunca), pero mi mayor pregunta, si fuera un feligrés de su diócesis, sería la siguiente: “¿Y por qué esto sí había que hacerlo?”.

La religión como “realidad virtual”

Visto en The Guardian el 8 de mayo

https://www.theguardian.com/technology/2017/may/08/virtual-reality-religion-robots-sapiens-book

Empecé a leer este artículo porque uno de los temas que más me interesan es el futuro post-trabajo que se nos viene encima. Uno en el que tendremos que replantearnos un sentido de la vida que en el mundo occidental ha girado en torno al trabajo, que ha sido, y aún es, un medio muy válido para la realización personal. Pero con el avance de la tecnología no va a ser así.

Pensado desde un punto de vista cristiano (y judío), la eliminación del trabajo para ganarse el pan es un paso que nos acerca a Dios y a la salvación (lean Génesis 2-3 y saquen conclusiones).

Pero claro, el ser humano es tiempo, y de repente vamos a encontrarnos con que una gran masa de la población no va a saber muy bien en qué emplear su tiempo. Y entonces, el autor del artículo hace dos propuestas: 1) videojuegos y realida virtual 2) religión, que en realidad es una forma de videojuegos y realidad virtual.

Veamos cómo lo explica el autor:

Muslims and Christians go through life trying to gain points in their favorite virtual reality game. If you pray every day, you get points. If you forget to pray, you lose points. If by the end of your life you gain enough points, then after you die you go to the next level of the game (aka heaven).

(trad.) Musulmanes y cristianos atraviesan la vida intentando ganar puntos en su videojuego de realidad virtual favorito. Si rezas todos los días, ganas puntos. Si te olvidas de rezar, los pierdes. Si al final de tu vida has ganado suficientes puntos, entonces después de la muerte llegas al siguiente nivel del juego (es decir, el Cielo).

Desde luego, es una manera de ver la religión que se parece mucho a la ‘teología el mérito’ que enseñaban a nuestros mayores. Definitivamente, si este autor planteara dentro del cristianismo esta visión, le diríamos que ha caído en el pelagianismo. Sin embargo, me pregunto… ¿cuántos cristianos tienen hoy día esta visión? ¿Por qué un no-cristiano tiene esta visión de los cristianos?

La Iglesia y el placer

Visto en Público.es el 9 de mayo

http://www.nuevatribuna.es/articulo/historia/la-sexualidad-romana/20170508123607139564.html

Este artículo versa sobre la sexualidad romana, que todos sabemos que era bastante peculiar. Lo que me llamó la atención fue ver las referencias al cristianismo como oposición a la sexualidad romana, que el autor califica de muy libre y nada represora (aunque solo si eras hombre y ciudadano; si no, ya te podías dar por jodido -literalmente).

Lo que me llama la atención es la visión que tiene el autor del artículo sobre lo que dice el cristianismo de la sexualidad. Empecemos: “la moral cristiana con la que nos educaron, que es totalmente represora de la sexualidad”. Bueno, es un juicio subjetivo, que podríamos darlo por  válido si nos atenemos a que, por la foto, el autor del artículo ya peina canas y en aquella época la educación era muy represora.

Continuemos. “Es lo que vemos continuamente en los planteamientos de la iglesia católica, que entiende el matrimonio como un sistema de reproducción y nunca como una forma de placer humano, al cual condena con toda su fuerza”.

Veamos lo que dice el Código de Derecho Canónico (1055). “La alianza matrimonial, por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo Señor a la dignidad de sacramento entre bautizados”. Me pregunto dónde está la “condena con todas sus fuerzas al placer”.

Veamos ahora lo que dijo Benedicto XVI en 2005 en su primera encíclica, ‘Deus Caritas est’, tras hacer unas consideraciones sobre el ‘Eros’ romano, afirma lo siguiente: “Si el hombre pretendiera ser sólo espíritu y quisiera rechazar la carne como si fuera una herencia meramente animal, espíritu y cuerpo perderían su dignidad. Si, por el contrario, repudia el espíritu y por tanto considera la materia, el cuerpo, como una realidad exclusiva, malogra igualmente su grandeza” (nº5). Vamos, que el propio papa dejó impreso en el magisterio ordinario de la Iglesia que la carne es buena, lo que hace imposible condenar el placer “con todas sus fuerzas”. Otra cosa que, precisamente en un tono cercano al de los epicúreos, se afirme que dejarse llevar simplemente por el placer no sea una buena idea.

Pero es que, precisamente, este es el origen de la cruzada albigense. La Iglesia luchaba precisamente contra los cátaros porque afirmaban que todo lo que venía de la carne era malo, y se planteaban una ascesis espartana que implicaba la renuncia total al placer como vía de salvación.

Vamos, que es cierto que durante mucho tiempo se ha dado una educación represiva. Pero es igualmente cierto que lo que dice la Iglesia oficialmente es que el placer es bueno, por mucho que alguien, tenga mitra o sea un ateo militante, se empeñe en decir lo contrario.

Anuncios