Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

En este día de hoy quiero hacer otra lista de libros, tan personal que casi es una memoria. Obras que, seguramente, hoy no leería o diría eso de ‘pfff, qué mal han envejecido’; y otras novelas que aun en estos tiempos cojo de vez en cuando para releer algún capítulo. Así que vamos allá con este repaso ‘homenaje’ a algunas historias que supusieron un paso de gigante en mi relación con el ocio y la imaginación.

 

El Ciclo de la Puerta de la Muerte, de Margaret Weis y Tracy Hickman

ciclo

Estos son los libros. Dragones y magia, como en Juego de Tronos

Empezamos con una saga de nada más y nada menos de siete libros, el más ligero 300 páginas y el más largo unas 700, que cayó en mis manos allá por mis 13-14 años. Estaban en la biblioteca local y mis amigos y no nos turnábamos para leerlos sucesivamente hasta que los acabamos.

No tardamos en incorporar estas aventuras de dos razas mágicas, ‘sartanes’ y ‘patrines’ en nuestras partidas de Rolemaster, lo cual nos daba una libertad tremenda para inventarnos hechizos y demás cositas mágicas. Una gran lectura para adolescentes que quedó eclipsada por otra trilogía de los mismos autores, Crónicas de la Dragonlance, que también disfruté, por cierto.

El Señor de los Anillos

tumblr_m8p2cmrjLb1rt4vgvo1_1280

Así era la portada de ‘El Retorno del Rey’ antes de las películas. Qué maravilla.

Cuando en 1º de la ESO (o 2º, no me acuerdo), mis padres me preguntaron qué quería para regalo de cumpleaños, les pedí ‘El Señor de los Anillos’. Así que ahí me vi con toda la ilusión del mundo empezando a devorar las historias de Frodo y compañía. He de decir que me costó y que hasta el segundo intento no lo logré porque, seamos sinceros, la acción en el libro es muy muy escasa hasta el primer ataque de los nazgul. Luego ya fue todo de carrerilla y claro, resultó chocante cuando la profesora de Lengua nos dijo que al día siguiente íbamos a hacer clase de sólo lectura y que cada uno trajéramos el libro que estábamos leyendo: Y ahí me planté yo con Las Dos torres, los ents y compañía.

Este es uno de los libros sobre los que más he vuelto. Doy gracias de habérmelos leído antes de la existencia de las películas porque me permitió crear mis propias imágenes de los personajes.

El Elfo Oscuro

el-elfo-oscuro-relatos_9788448007195

Dos cimitarras y una pantera: la fórmula del éxito.

La primera trilogía de este personaje (que ya luego se repite mucho) es una aventura épica que, si la miro en retrospectiva, tiene muchos elementos de platonismo (salir de la caverna), de tolerancia, y de reflexión sobre el mal y el sacrificio. Y además dos cimitarras y una pantera que parten la pana.

Más una aparición estelar en Baldur’s Gate 2. La verdad es que la franquicia ‘Reinos Olvidados’ me dio más de una alegría y a ella le dediqué muchas horas de sueño y de vida… y no me arrepiento.  Bien es cierto que es una literatura para una época en concreto, y luego, por suerte, el cuerpo me ha ido pidiendo otro tipo de libros. Pero, oye, vivan los best-seller!!

Harry Potter, de J.K.Rowling

06_HP_El misterio del principe_2015

El que más me gustó de la saga

Lo admito: me los leí por obligación. Mi entonces novia me ‘obligó’ a ir al estreno de la tercera película de la saga y mi respuesta fue: “Vale, pero me tengo que leer los libros”. Me los dejó y en una semana me leí no los tres primeros, sino los cinco primeros (y porque no había salido aún el sexto). Así que quedé irremediablemente enganchado a esta historia y a sus magníficos personajes secundarios.

Recalco lo de secundarios, porque son los que en realidad más me han llamado la atención de toda la historia. El trasfondo de personajes como Snape, un Dumbledore, un Lupin, o un Sirius  me parece muchísimo más interesante que el propio Harry Potter que, reconozcámoslo, a veces es un poco cargante.

Crónicas Marcianas

9788445076897

Un clasicazo

Faltaba algo de Ciencia Ficción. Yo siempre había sido más de fantasía, excepto en las interminables partidas de Cyberpunk 2020 (¡Dios mío, quedan tres años y aún ni eurodólares, ni ciberbrazos, ni Mr.Studd!). Y este libro, ya con 18 años, fue mi primera incursión novelesca en este género. Todo un clásico más que recomendable. A partir de ahí caerían muchos más.

 

 

Anuncios