La religión según los medios (1ª edición)

Tras mucho tiempo meditándolo e incluso con algún post ya escrito que borré, me decido a inaugurar esta sección que me propongo que dure al menos este curso académico, hasta mayo. La idea es que todas las semanas comentaré algunas de las noticias que he leído a nivel internacional sobre la Iglesia. Los criterios que utilizaré para seleccionar las noticias serán dos: el de relevancia y el de malentendimiento. El primero es claro, hay noticias muy importantes y tendré ganas de comentarlas. El segundo se trata de que muchas veces las noticias religiosas son mal o muy mal explicadas por parte de los periodistas, que desconocen la organización de la Iglesia y ya no hablemos de la teología. Aunque a veces es peor, porque directamente se trata de una manipulación. Así que de la misma manera que muchos científicos se llevan las manos a la cabeza, me la llevo yo al leer cosas sobre la Iglesia. En fin, quiero aprovechar mi doble condición de periodista y de persona muy metida en el mundo eclesial para tratar de resaltar unas informaciones importantes y aclarar otras.

E incluso si alguien quiere sugerirme (o criticar, o incluso alabar) algo a través de los comentarios, estaría más que encantado.

Así que ahí van las primeras cinco.

1. “Cuatro años de cárcel para seis activistas proaborto por interrumpir una misa es excesivo y desproporcionado”, leído en eldiario.es el 29 de septiembre

http://www.eldiario.es/sociedad/Iglesia-carcel-feministas-interrumpir-aborto_0_563793991.html

El primer caso del que nos ocupamos es uno de los que hablaba de manipulación, más grave si cabe dado que al menos uno de los dos firmantes es una persona que sabe muy bien de lo que habla.

En este caso, empezamos desde el titular. Se entrecomilla sin más. Pues mire, cuando alguien entrecomilla algo, a no ser que sea el titular de una entrevista, lo lógico es que se diga quién afirma lo dicho. Pero aquí se quiere dejar entrever que es una opinión general. Lo más grave de todo es que las declaraciones del titular no salen en ninguna parte del cuerpo de la noticia. Lo que más se acerca es el, atentos, el quinto párrafo de la noticia, en el que se dice textualmente en su segunda frase:

Sònia Domènech, portavoz de las acusadas, califica la petición de la Iglesia de “excesiva y desproporcionada” y enmarca la protesta en el ejercicio de la libertad de expresión

Muy bien, es posible que Domènech dijera la frase textual del titular o una casi igual. Pero desde luego el cuerpo de la noticia no dice lo que el titular dice que dice. En cambio, dada la redacción del cuerpo de la noticia, lo lógico habría sido decir algo así: “El obispado de Mallorca solicita cuatro años de cárcel para las seis activistas proaborto que interrumpieron una misa”.

Podríamos hablar también de las interpretaciones que el lector medio va a hacer a esta noticia, que no son lo que la noticia dice. Basta con leer por encima los comentarios para ver que muchos ya hacen a los activistas en la cárcel sin haberse celebrado el juicio porque lo dice la acusación particular. Miren, cualquier acusación particular va a solicitar en un juicio la máxima pena, y el fiscal solicitará una más baja, cuando no la mínima, por norma general. Y luego el juez decidirá.

La noticia tiene más errores de redacción, en algunos puntos es un despropósito, pero continuemos.

2. Misas por Franco, leído en varios medios.

Pongo el enlace de Levante por ser un periódico local de Valencia que generalmente trata correctamente estos temas.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2016/07/18/misa-sufragio-franco-catedral-valencia/1446055.html

Esta ya tiene un tiempo, pero me permito el lujo de comentarla. Cómo no, el 18 de julio alguien había pedido, y pagado, una misa por Franco. Esto causó todo tipo de reacciones entre sectores no creyentes que ni siquiera creen en la misa. El argumento básico era que se trataba de ensalzar al dictador. Y una cosa tengo que admitir, y es que probablemente quedan grupos católicos que también se confunden en eso y lo sientan así.

Sin embargo, una misa por alguien es una cosa totalmente diferente. Se trata de orar por el alma de esa persona para que se pueda salvar. Porque mire, si yo fuera sacerdote y alguien viniera a pedirme una misa por Hitler, la tendría que hacer. Es más, cuanto más pecadores, mejor que haya más misas. Ya en el Nuevo Testamento San Pablo pide que se ore por los gobernantes, que recordamos que en aquella época perseguían a los cristianos por serlo. Y los mártires son un ejemplo de oración en muchos casos por quienes les matan.

Es decir, se puede, y debe, orar por todo el mundo, especialmente por los enemigos y por las personas malas, a ver si Dios les ablanda el corazón. Y si han muerto, pues es bueno orar por ellos también y dejar que Dios decida.

3. Dado a conocer el lema de la Jornada Mundial de las Comunicaciones: “’No temas, porque yo estoy contigo’. Comunicar esperanza y confianza en nuestro tiempo”.Leído en Aciprensa el 29 de septiembre.

https://www.aciprensa.com/noticias/vaticano-anuncia-tema-para-jornada-mundial-de-las-comunicaciones-2017-51123/

Esta noticia pretende ser más bien de tono positivo. Una de las grandes apuestas del Papa Francisco ha sido la de ‘hacerse entender’ entre el gran público, y en cierta manera lo está consiguiendo. Ha cambiado por completo el equipo de comunicación en el Vaticano este año, y ahora esta noticia.

Desde luego, la Iglesia necesita actualizar su lenguaje.

4. El próximo sínodo de los obispos será sobre los jóvenes. Leído en Religión digital el 6 de octubre.

http://www.periodistadigital.com/religion/juventud/2016/10/06/los-jovenes-protagonistas-del-proximo-sinodo-convocado-por-francisco-religion-iglesia-papa.shtml

En 2018, unos 200 tipos con una media de edad de 65 años (así, a bote pronto y siendo generosos por lo bajo) se reunirán a debatir sobre la fe de los jóvenes. No pasa nada, en el mundo clerical he oído llamar ‘ese chico joven’ a un cura de 50 años.

Supongo que invitarán a jóvenes, espero que sean más que los matrimonios que fueron al sínodo de la familia. Espero que haya también una buena diversidad entre ellos y que les escuchen.

Pero, al menos en el planteamiento de la noticia, tengo poca fe, la verdad. “La falta de vocaciones al sacerdocio o la vida religiosa es, al menos en Europa, uno de los grandes desafíos de la Iglesia católica”. No sé si esto es cosa del autor del artículo o de la nota de prensa oficial pero si este es el marco conceptual con el que se entra al sínodo, nos cargamos de golpe y porrazo la vocación del 99% de los jóvenes, que no es a la vida consagrada (lo que se entiende por ella, es decir, monjas, frailes, etc.) ni al sacerdocio.

Sí he de decir que veo algo muy bueno, y es la preocupación por la juventud. Lo primero que tendrán que hacer los padres sinodales será definir qué es la juventud, y qué notas distintivas tiene: alguien con 25, 30 e incluso 35 años es joven en Europa mientras que en África o en lugares de América, ya con 35 es abuelo. En algunos lugares la juventud ‘no existe’, en el sentido de que se pasa muy rápido de ser niños a ser adultos. En fin, que el trabajo va a ser duro. Creo que va a ser la mayor complicación de este sínodo, el ver la diversidad cultural. ¿Qué tiene en común el momento vital de un joven alemán de 17 años con un refugiado sirio que vive en su ciudad?

Después de definir qué es la juventud, a ver de qué temas hablan. En esa época es en la que uno toma decisiones vitales que le marcan para siempre de manera muy especial y es necesario acompañar. Espero que no solo tomen testimonios de jóvenes sino de profesores, sacerdotes especialistas en acompañamiento, agentes de pastoral juvenil…

Un reto muy grande: la juventud está muy, pero que muy denostada por muchos mayores. Últimamente he tenido que aguantar, y voy a tener que seguir aguantando, diatribas generalizantes contra la juventud

5. (y última) El cardenal Dolan ofrece compensaciones a víctimas de abusos sexuales a cambio de que no denuncien. Leído en Religión digital el 7 de octubre.

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2016/10/07/religion-iglesia-eeuu-nueva-york-dolan-compensara-a-victimas-de-abusos-siempre-y-cuando-no-denuncien.shtml

timothy_cardina_dolan_at_st-_patricks_day_2

El cardenal Dolan

Iba a darle a publicar pero pongo esta noticia porque me parece llamativa y aún estoy en shock. Antes de nada, deberíamos ponernos en la piel de la mentalidad capitalista estadounidense. No soy experto, pero por lo que veo, es habitual poner demandas por cualquier cosa y la mayoría se solucionan con dinero. Es decir, dentro de la mentalidad de este país, la propuesta puede llegar a sonar razonable.

Otra cosa es que esa no debería ser la mentalidad cristiana, porque una compensación económica no va a pagar el daño hecho a una persona abusada sexualmente. Creo que llegar a este trato denigra, en primer lugar, a quien lo ofrece. Pero en segundo lugar creo que tampoco habla bien de quien lo acepta, que pone precio a su dignidad.

Ojalá ninguna víctima acepte no denunciar por dinero. Aunque soy consciente de que algunas lo harán. Habrá quien lo haga por no volver a pasar el calvario en un juicio. Habrá quien lo haga porque quiere dinero y ya. Y habrá quien lo haga porque necesita el dinero.

No. Así no. Existe una justicia civil, Estados Unidos es un estado de derecho, y no veo justo que por tener dinero alguien pueda librarse de la cárcel. Si fuera un fiel de su diócesis, cortaría cualquier donación a la Iglesia.

Anuncios

Para que no te den gato por liebre

“No pienso lo que los medios dicen que pienso”. Es una de las últimas declaraciones que se han publicado del papa Francisco en los medios de comunicación. Creo que es una de las más verdaderas que se han dicho en los últimos años. Lo dice en una entrevista que concedió al diario argentino ‘La Nación’, en el que se remite una y otra vez a lo que ha dejado escrito: la ‘Lumen fidei’ (encíclica redactada a medias con Benedicto XVI) y la ‘Envangelii Gaudium’, la exhortación apostólica que un año después de su publicación sigue en boca de muchos.

La realidad eclesial está viviendo una especie de esquizofrenia informativa. Por un lado, el papa todavía (subrayo el todavía) vive una luna de miel con la mayoría de medios. Por otro lado, en la realidad española se vive una situación de hostilidad crónica frente a la Iglesia. En los medios más importantes se busca publicar las noticias que más remarquen la negatividad de la institución. Incluso cuando se publican reportajes, por ejemplo, de ‘curas buenos’, se hace con vistas a enfrentar esta situación con la de la jerarquía. Lo que es cierto es que la relevancia social de las noticias de la Iglesia ha crecido, en un sentido muchas veces negativo pero a ratos positivo.

Así que mi único objetivo es dar una lista de cinco puntos de sentido común

1. Olvida el titular

Esta parte de la noticia, la más importante, lleva mucho tiempo pervertida en los medios. Sobre todo, desde que se inventaron los rankings de noticias más leídas, de manera que cualquier editor sugiere amablemente un título a su redactor, de manera que sea más atrayente. Esto ya pasaba en el mundo escrito, recuerdo una vez en la que dos personas se pelearon, uno cogió un hacha y le rozó. El titular fue algo así como “hachazo en la espalda”. Y claro, uno imaginándose que le había partido en dos las costillas o algo así, y era un rasguño apenas.

Los titulares juegan con nuestras expectativas y rozan el límite de la verdad. Rara vez mentirán, pero sí acentuarán una parte de la noticia que sea especialmente llamativa. Porque un periódico quiere tu tiempo, y somos muy emocionales en nuestras decisiones. Por tanto, ahí va el primer consejo. Olvídate del titular. ¿Te interesa? Vale, continúa leyendo pero quédate dispuesto a que tus primeras expectativas sean desmonadas por algo mucho más mediocre de lo que pensabas.

2. ‘Presuntamente’

Algunas de las noticias relativas a la Iglesia (y ya de paso a muchas otras cosas) salen a colación de juicios. Informar de un proceso judicial es bueno, muy bueno, y nunca se hace inocentemente. Si se publica es casi siempre porque a una de las partes implicadas le interesa y se lo cuenta al periodista que se recorre todos los días los juzgados.

Aquí sería necesario que en el colegio, al menos en la Secundaria, enseñaran algo sobre los procesos judiciales. Que imputado no es condenado, y que cuando pone presuntamente quiere decir eso, que no se sabe. Muy poca gente se queda con el presuntamente, pero es muy importante. Es la marca de una noticia por la que puedes estar seguro de que hay que mantener la presunción de inocencia. Igualmente con imputado: quiere decir que le van a juzgar por el delito equis, no que ya le han condenado. En estos casos siempre hay medios muy poco profesionales, como el ABC cuando publicó en portada la foto de un hombre con el título ‘La mirada de un asesino’ y luego salió claramente absuelto.

3. Mira las fuentes

Quizá esto debería estar en el número 2 porque es igualmente importante. Un periodista vale lo que valen sus fuentes. Si un medio cita a otro, es mejor ir a ese otro medio. Si en una noticia sólo se cita una parte, signiica que esa parte tiene más interés en la noticia que la otra. Si cita a las dos fuentes, significa que hay un buen trabajo por parte del periodista. Si la fuente es un documento accesible, vete a él.

4. Sobre declaraciones sacadas de contexto

A los periodistas nos encanta utilizar la declaraciones para hacer titulares de esos que en el punto 1 de esta lista poníamos en la lista negra. Por tanto, si ves que el obispo fulano ha dicho tal barbaridad del tema tal, busca el corte entero. Si era una homilía, seguro que está colgada íntegra en internet, por ejemplo. Si es una carta pastoral, es muy probable que Google te la encuentre. Entonces podrás hacerte un juicio mejor. Quizá hasta alguna vez veas que la noticia de verdad recoge el espíritu de lo dicho.

5. No leas los comentarios

Si el tema es polémico, pasa olímpicamente de los comentarios en caso de que leas un medio digital. Son solo un invento para generar tráfico en la web, es el paraíso de los trolls y puedes salir malhumorado sin ninguna necesidad.