Cambio de ciclo

Hoy día, en Radio Sepahua hay 14 programas, con expectativa a que haya 15 dentro de no mucho tiempo. Radio Sepahua tiene un ideario definido por escrito, un proyecto que se renueva anualmente con objetivos. Antes apenas había dos anuncios y casi ningún comunicado, ahora hay por lo menos 7 u 8 anunciantes mensuales en el único programa para el que buscamos publicidad, y los comunicados tienen una tarifa regulada.

 

Hoy día, en Radio Sepahua participan semanalmente más de 20 personas, con edades entre 9 y 50 años más o menos.Tenemos corresponsal en dos comunidades, descentralizando la información del distrito. Emitimos en tres idiomas (español, yine y asháninka). Además, hacemos retransmisiones en directo.

 

Hoy día, tenemos un taller de radio todos los lunes con alumnos de Secundaria, y un programa que se utiliza a modo de formación con alumnos que estudian ‘Guía oficial de Turismo’.

 

Hoy día, Radio Sepahua tiene un logotipo diseñado por un joven de la comunidad, Emilton Shapiama, y pronto tendrá una sintonía compuesta por otro comunero.

 

Hace dos años, cuando llegué a Radio Sepahua, las cifras eran otra, en todos los aspectos bastante menores. No es un gran mérito y no me puedo comparar con nadie porque anteriormenten ningún periodista había estado tanto tiempo al frente de este proyecto.

 

Pienso en todo esto porque llega el momento de dejar Radio Sepahua, y como todo fin de etapa se hace necesario realizar un balance. El 18 de junio se convirtió el día en el que oficialmente dejé de ser el director de Radio Sepahua, responsabilidad que ahora ocupa Beatriz García Blasco. Se trata de una periodista que ha trabajado los últimos cuatro años en El Faro de Ceuta, tres de ellos como jefa de sección. Las malas lenguas dicen que si hubiera seguido trabajando en ese periódico le habrían ‘castigado’ con un ascenso. Además, le acompañará en la tarea, al menos por un tiempo, Itsaso Sánchez, una joven recién licenciada pero que ha aprendido, y a base de bien, sobre radio y edición de sonido y todas esas cosas de las que yo no sé un carajo, y Beatriz no sabe demasiado tampoco.

 

En estos dos años, Sepahua y el Bajo Urubamba se ha demostrado como una realidad muy cambiante. Agua tratada (lo de potable se verá con los análisis), un nuevo colegio y otro que se construirá pronto, una obra de electrificación a punto de ser inaugurada, muchos más foráneos que llegan hasta aquí, o la generalización de los teléfonos celulares hasta para los niños.

 

Pero no todo es maravilloso, la situación política del Bajo Urubamba es débil e inestable, sobre todo a nivel de comunidades nativas y de federaciones de comunidades. Una debilidad que viene por muchos factores de fondo e inmediatos. Sin embargo, el estado de las cosas ha variado y se puede decir que últimamente algunas organizaciones, como el Comité de Gestión del Bajo Urubamba, y varias comunidades, han adquirido un carácter más reivindicativo. La propia Comunidad Nativa de Sepahua ha apartado en septiembre con un conflictoque la dividía en dos, por lo que el ambiente en nuestro distrito es mucho más distendido. Nadie dice que no sea una tregua antes de las elecciones del próximo año.

 

Nuevas empresas llegan, el año pasado Hydrocarbon Exploration (de la que no se oye nada), y este año una empresa china que todavía no dice su nombre pero que anuncia va a extraer madera y trae bajo el brazo 15 millones de soles como inversión inicial.

 

Es la de Sepahua una realidad social de la que me siento privilegiado espectador, no sólo desde la radioemisora, sino desde mi actividad apoyando en el internado, y en el colegio de Secundaria de las Misioneras Dominicas del Rosario, donde el año pasado impartí inglés y este año matemáticas (aquí uno lo mismo para un roto que para un descosido). Experiencias todas las que he vivido que me ayudan a comprender, y mucho, a la gente que vive aquí.

 

Aún me queda guerra que dar en la selva, a partir del domingo comenzaré un viaje por todo el río con la intención de elaborar un diagnóstico periodístico del Bajo Urubamba, que esperemos tomará la forma de libro. En la segunda mitad de este viaje me acompañará un fotógrafo de lo mejor que hay en este país, Rodrigo Rodrich.

Y abajo una foto de la nueva directora ya metidisima en el papel.

Imagen

Anuncios

Emitiendo (2): Caritas Felices

Ficha técnica

Nombre: Caritas Felices
Equipo: Inés, Leovina, Ebony
Horario de emisión: domingos, de 9 a 10 de la mañana
Temática: infantil.

 

A un día de viajar a la Comunidad Nativa de Camaná y quedarme varios días sin conexión a Internet, aprovecho para hablar de otro de los programas y continuar con esa sección en la que describo los programas que hace, con mucho amor, cada uno de los que forman parte de Radio Sepahua.

En este caso, al igual que en Bendito Jesús, no hubo que hacer mucho. Sólo recuperar y renovar algo que ya se habia hecho hace tiempo, y que llevaba dos años muerto. La protagonista de esta historia es Inés Saavedra, profesora de niños de Inicial, que ha pasado dos años en Extremadura, ganándose la vida en España como niñera. Tan bien lo ha hecho que la familia de los niños la llevó hasta Barajas el día que se fue, pidiéndole que por favor se quedara. Y tanto le querían los niños que, siendo una familia de socialistas convencidos, llegó hasta a llevárselos a misa un día. Eso sí, porque ellos mismos, los niños, lo pidieron por pura curiosidad infantil y su madre, viendo con quién iban, qué iba a hacer sino dejarles.

Pero… la familia. Tira, y mucho, así que afortunadamente para nosotros teníamos de vuelta a Inés en Sepahua, a quien conocí en marzo. En abril ya estábamos emitiendo el programa todos los días con el equipo de estas tres magníficas presentadoras, que si algo saben es tratar con cariño a los niños. Entre otras cosas porque las tres son profesoras de inicial, pero sobre todo porque son buenas personas.

El programa comenzó titubeando, como todos, pero ya son todas unas locutoras experimentadas, se lanzan con todo, y su labor de preparción es magnífica. Recuerdo, por ejemplo, cómo el Día de la Madre se movieron y consiguieron cuatro cestas que parecieran de Navidad, para regalárselas a las madres. Y el día del padre, que en el Perú fue el 17 de junio, consiguieron también suculentos premios.

La participación parterna no fue tan amplia en cantidad, pero en calidad no dejó nada que envidiar. Sólo uno pero que valía por cinco: hablo de William Pezo, chamán, poeta, músico, ayahuasquero, cuandero, presidente de un club de fútbol y, cómo no, padre de varios hijos. Con todas sus habilidades nos sorprendió el pasado domingo, por lo que no quedó sino regalarle una camiseta de Osasuna, de esas que el Padre Ignacio guarda para ocasiones especiales.

Si la historia tiene una protagonista, cada programa tiene muchos pequeños actores principales. Hablo de los niños, que semana tras semana buscan sus adivinanzas, poemas, canciones, o lo que se tercie, y participan sin miedo, sin vergüenza, y con mucha gracia, en Caritas Felices.

No obstante, el mejor momento es el de la preparación del programa, en el que Inés, Leovina y Ebony se someten a una sesión de risoterapia y marujero(eso sí hablando bien de todo el mundo) que les relaja de sus ocupaciones. Y, por qué no decirlo, creo que a mí me relaja incluso más.

Emitiendo: Bendito Jesús (1)

A veces viene bien hacerse un poco de publicidad. No es que me la vaya a hacer a mí, porque tengo la regla general de hablar lo menos posible de mí desde que estoy en Perú. Y me he sorprendido en este tiempo que llevo sin actualizar con dos peticiones de más Sepahua. Así que para Pedro y Sergio, ahí va que comienzo.

Esta vez se trata de la primera entrada de una nueva sección que tendrá este blog, que llevará por nombre ‘Emitiendo’. Sin una periodicidad fija, pero espero que con cierta regularidad. Se trata de, poco a poco, ir presentando por aquí a quienes hacen posible el maravilloso proyecto que es Radio Sepahua y sus programas, diciendo qué hacen, mostrándooslos. Así que empecemos.

Ficha Técnica:

  • Nombre: Bendito Jesús
  • Horario: Sábados, 18 a 19 horas
  • Equipo: Josi Cárdenas, Yanira Díaz, Diana Ezcurra, Julio Orellana; jóvenes del grupo de Pastoral Juvenil de la parroquia El Rosario de Sepahua.
  • Tema: Espiritualidad y reflexión

Foto: Diana Ezcurra en primer plano leyendo la reflexión del texto bíblico del último domingo, y en plano de fondo tenemos a Julio Orellana en la realización del sonido.

Este es un programa ‘sello’ de la casa. Parece ser que al tratarse Radio Sepahua de una emisora dentro de una misión tuviera que ser prácticamente una radio religiosa en la que todo el rato se está rezando, pero nada más lejos de la realidad. No obstante, quedan reservados unos espacios para tratar de manera pausada el mensaje cristiano, de manera que también esa vía de expresión caiga. No quiere decir que en el resto de la programación olvidemos el carácter que da a una emisora el estar inmersa en la vida de una misión, ni mucho menos. Existe un ideario propio de la Radio (algún día escribiré un post sobre esto) que nos hace seguir unas pautas muy marcadas.

Pero a la vez, reservar un rato para la reflexión nunca está mal. Este programa exisitó en un pasado y lo único en lo que he tenido que esforzarme es en recuperarlo; en el fondo, en diez años pocos programas nuevos se pueden aportar. Más bien, el hecho de enfocarlos de una manera diferente, que no es poco. Si es que la originalidad está sobrevalorada.

Todo empezó hace unos años, cuando Josi y Yanira se dedicaron a hacer un programa rezando el rosario. A mí, en un principio, me pareció lo más extraño, pero cuando varias personas me dijeron que estaba muy bien, me decidí a recuperarlas de la mano de la profesora Mariela, responsable del grupo de pastoral. Alguna tentativa se hizo el año pasado, pero finalmente ha sido en este curso 2012 cuando hemos organizado un grupo con el sugerente nombre de ‘Comunicadores de la Fe’, que utiliza las ondas para realizar sus reflexiones.

Y ese es el mérito del programa. Adolescentes de 3º y 4º de Secundaria preparando una reflexión cada semana, organizándose el trabajo para llevar a cabo el programa, y poniéndole ganas. Un realizador de sonido que es aficionado a la música pero que nunca había tocado una mesa de mezclas y que ya es capaz de elegir, casi a ciegas, canciones apropiadas y variadas. Que consigue que el programa suene.

Y una niña y una adolescente que rezan el rosario y… de verdad, consiguen que uno las escuche y se quede pensando, si es que presta un poco de atención.

Estoy seguro de que no es el programa con más audiencia, pero sí uno de los que se hacen con más cariño y de los que tiene un público más fiel.

Este grupo lleva apenas un mes trabajando, y en cuatro programas han dado el salto al vacío de pasar a recibirlo todo dado a pasar a hacer casi todo ellos mismos, incluida la realización. Todo un logro debido al interés que ellos mismos han puesto y la motivación que les supone expresarse a través de la radio de temas tan elevados pero de manera tan sencilla.